domingo, 10 de mayo de 2020

¿Cómo se desarrolla un proceso de Mentoría?


¿Cómo se desarrolla un proceso de Mentoría?


  1. Un proceso de Mentoría  se desarrolla a partir de enfrentar proactivamente, con el mentorado, el postulado  que establece que ‘’las creencias que albergamos sobre nosotros mismos y sobre los demás se refuerzan a sí mismas, estableciendo una incidencia recurrente de experiencias similares, que aferran a la verdad percibida de quienes somos, haciendo que nuestra capacidad para cambiar o evolucionar quede obstruida, porque quedamos atrapados en un único surco, el surco de nuestras creencias de autorreferencia, que bloquean toda oportunidad para crecer y cambiar’’.
2.     A partir de este primer momento, que enfrenta las creencias primarias - limitantes, y mediante el despliegue   de las estrategias, metodologías y herramientas del aprendizaje significativo, orientado al saber Ser – Hacer - Tener del mentorado, y utilizando el lenguaje E- prime (que significa English Prime, una manera de hablar  sin usar el verbo "ser" o "estar", en inglés to be, en cualquiera de sus formas verbales be, is, am, are, was, were, been, being​, el mentor usa verbos diferentes como "volverse" - en inglés to become-, "permanecer" - to remain-, e "igualarse" - to equal- con la idea de que se puede reconstruir la frase para mostrar explícitamente quién o qué hace la acción), un proceso de Mentoria  comienza a desplegar el estado de potencial del mentorado y a penetrar, desde su presente vivo, en los nuevos territorios que se abren desde el principio de posibilidad, para crear nuevos guiones de pensamiento – sentimiento – acción – resultado que hacen posible que la identidad del mentorado cambie y evolucione .
  1. Para ello, un proceso de Mentoría, desde la dimensión integradora y práctica, que percibe el mundo en la totalidad y a través de ella, ‘’da vuelta al entrenamiento clásico que ha recibido nuestra mente y que ha hecho que tan solo seamos capaces de ver pequeños fragmentos de realidad’’
Igual que sucede en la metodología de la investigación, ‘’se subraya la necesidad de oscilar de forma complementaria entre el contexto del «descubrimiento» y el de la «justificación»; en el segundo nos ocupamos de controlar y verificar la validez del primero mientras que, en este, gracias a la producción de nuevas ideas a partir de los descubrimientos, nos ocupamos de hacer evolucionar los métodos mediante los que se producen las innovaciones’’.
Para llevar a cabo esta transición, siguiendo un conjunto de fases sucesivas, acordadas entre mentor y mentorado, basándose en metodologías tipo SCAMPER, (Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Poner otro uso, Eliminar, Reordenar), por ejemplo,  durante el proceso de Mentoría  se despliegan los procesos de aprendizaje cooperativo – significativo, a partir de los cuales el mentorado avanza, crea o modifica, esquemas de comportamiento o de desempeño, para avanzar en su vida, profesión u oficio, realizando ejercicios de consciencia y presencia, que guían sus mundos de posibilidad y de generación de transformaciones continúas.
  1. Dado que nuestras percepciones de la realidad son mucho más fuertes, cuantos más contrastes perceptivos experimentamos, el mentorado construye sus elaboraciones cognitivas solo después de «descubrimientos» vehiculados por la experiencia concreta.
  2. Son los cambios experimentados los que producen los aprendizajes, y no al contrario. Por ello el mentorado es un «constructor activo» de su propia realidad y no el fruto inevitable de condicionamientos y aprendizajes dirigidos.
  3. Las primeras fases de este aprendizaje significativo, constructo que, como ya se ha dicho, constituye propiamente el fundamento metodológico de la mentoría, se centran en la motivación del mentorado y en la búsqueda de su efectividad, mediante el contacto pragmático con los insights, efecto del cambio que se va produciendo en el proceso.
  4. Basado en el uso de estratagemas que violan la lógica lineal, el mentor busca para producir efectos descubrimiento, es decir auténticas experiencias emocionales activas capaces de lograr que el mentorado transforme sus percepciones y reacciones disfuncionales en respuestas funcionales a los problemas que se le presentan.
  5. Para ello  el mentor estructura sus propios procesos metacognitivos, partiendo de procesamientos simples, para convertirlos en estructuras y procesos cognitivos, situados cultural, histórica e institucionalmente, transferibles al mentorado, quien a su vez podrá convertirlos o no en procesos complejos, a partir de sus inferencias, analogías y elaboraciones conceptuales, mediante la jerarquización, el uso de categorías, redes semánticas y mapas conceptuales, que posibilitan su seguimiento de pistas y su búsqueda directa de una práctica significativa.

  1. El mentorado, a través de progresivas adquisiciones conductuales, que luego se vuelven cognitivas, desarrolla la capacidad de cambiar para resolver sus problemas o alcanzar sus objetivos. El cambio es, por consiguiente, fruto del aprendizaje significativo.
  2. El mindfulness, la acceptance y la compassion, juegan papel preponderante del proceso, dado que se han convertido en el punto central del cambio psicofisiológico de los seres humanos.
Del aprendizaje conductual se ha pasado al mental, centrado en la conciencia y en la gestión de las propias funciones psicofisiológicas.

¿Qué es la Mentoria?


¿Qué es la Mentoría?

‘’Si la ventana por la que contemplamos la vida es una ventana de limitaciones, nuestro comportamiento manifestará limitaciones. Si la ventana es una creencia en las capacidades ilimitadas de la mente y el cuerpo, y en nuestra capacidad de producir cambios en nuestra vida, nos abriremos a la amplísima capacidad potencial que tenemos todos a nuestra disposición’’. Trinidad Hunt
El constructo fundamental que apoya de la razón de ser de la mentoría, y por tanto su definición, implica una conexión de vivencia, experiencia y proyección de futuro, entre el Mentor y el Mentorado, desde el abrazo de la incertidumbre, la potencialidad y la inseparabilidad, como leyes del paradigma participativo y se apoya en el diálogo estratégico como estrategia de construcción, conocimiento y cambio en la percepción y en la gestión del mentorado.
‘’El significado etimológico de diálogo, dia- logos, «inteligencia a dos, intercambio de inteligencias o encuentro de inteligencias», hace referencia a un acto de comunicación a través del cual se consigue un conocimiento nuevo, se descubre conjuntamente algo más de lo que se puede descubrir solo’’.
El dialogo estratégico se enfoca no sobre el «por qué existe» el mundo, sino sobre «cómo funciona» y especialmente sobre «qué hacer» para gestionarlo de manera adecuada y productiva.

De allí que la mentoría, como proceso que induce al mentorado a evolucionar, no solo en sus propios comportamientos sino también en sus propias modalidades perceptivas y de atribución causal, se apoya en los siguientes postulados:
  1. La Mentoría es, en esencia, una estrategia de desarrollo y de aprendizaje significativo, fundamentada en el Mentoring, como la expresión de un ejercicio profesional.
  2. La Mentoría se ocupa del modo en que el mentorado percibe y gestiona su propia realidad, a través de su comportamiento - resultado, frente a sí mismo, los demás y el entorno, movilizando sus modelos de actuación, con el fin de que decida «actuar» sobre su realidad, de manera propositiva y transformadora.
  3. La Mentoría se expresa mediante el proceso de aprendizaje significativo – activo – transformador, por modelamiento de un Mentorado, a partir del ejercicio dialogal - relacional - profesional con un Mentor. 
  4. En el ejercicio de la mentoría, mediado por las metodologías y herramientas que surgen de los diálogos estratégicos, el Mentor despliega una relación profesional orientada al desarrollo del Mentorado para guiarlo, orientarlo y acompañarlo, en sus procesos de desarrollo de habilidades y destrezas, con sentido de utilidad para sus actividades, contextualizadas en su ejercicio empresarial – laboral o social.
  5. La Mentoría, al convertirse en una expresión viva y en un reflejo de causalidades e intencionalidades, fruto de un ejercicio profesional, busca desarrollar experiencias de conexión, de relaciones y de procesos, mediante los cuales el Mentor, se invierte en otro, el Mentorado, al compartir los entendimientos, recursos y oportunidades, dados a él por la vida y logrados a través de sus propios procesos de aprendizaje, que sacan a flote valores, habilidades y destrezas, surgidos de dichos procesos y que han terminado por forjar su identidad personal, sus atributos y sus habilidades.
  6. Mediante los ejercicios dialogales estratégicos, asociados a la Mentoría, las fortalezas, recursos y contactos personales del Mentor, se ponen a disposición del Mentorado, para ayudarle a alcanzar sus metas y a proyectarse, con mejores herramientas, al futuro.
  7. Cada problema - oportunidad del Mentorado es en sí misma un objetivo de aprendizaje directo, y para abordarlo adecuadamente se hace necesario entender la realidad, las oportunidades y el ritmo del Mentorado.
  8. Hemos alcanzado los estados de ser que nos hacen aparecer y actuar como lo hacemos, …  y estamos donde estamos … por todos aquellos que no dudaron en compartir sus vidas, tiempo y esfuerzo, para sostenernos, desafiarnos y ayudarnos en el camino de nuestra evolución y elevación.

jueves, 30 de abril de 2020

PRIMER ENCUENTRO INTERNACIONAL DE COACHING, PNL y MENTORING

Sumate al Primer Encuentro Internacional de Coaching, PNL y Mentoring.

Bajo la modalidad 100% OnLine
Del 11 al 14 de Mayo 2020.
Inscribite ahora https://congreso.ilpnl.org